Dado que la madera es un material que tiende a ponerse opaco por la falta de cuidados, es importante buscar un método adecuado para encerarla y darle mantenimiento.

suelos de madera

RayoTech System

Encerado de suelos

Junio, 2020

El encerar un piso de madera natural es una de las tareas más importantes que debemos realizar. Esto en el caso de que en nuestra vivienda u oficina tengamos en nuestros pisos como material de revestimiento la madera. La principal función de la cera es realzar el brillo de los pisos y evitar el desgaste de estos. El encerar es una tarea simple que debe ser realizada periódicamente y que no debe tomarnos mucho tiempo.

Si pasas demasiado tiempo sin hacerle un buen mantenimiento notarás cómo, poco a poco, pierde su toque tan elegante y característico. Esto es porque la suciedad lo hace lucir opaco y manchado.

¿Qué debes usar para encerar suelos de madera?

A la hora de elegir un tratamiento para suelos de madera, debemos valorar las diferentes características de los mismos, sus ventajas e incovenientes.

Los principales tratamiento que ofrecemos son:

  • El tratamiento con aceite-cera.

  • Acabado con lejía de abeto escandinavo y jabón.

  • Barniz al agua.

TRATAMIENTO CON ACEITE-CERA
El tratamiento con aceite-cera es un tratamiento de poro abierto. Esto quiere decir que la madera, que sigue estando viva…puede respirar, moverse sin resquebrajar ninguna capa y trasmitirnos la calidez de su tacto.

Estéticamente es muy potente, porque estamos contemplando la auténtica superficie de la madera. Además es un tratamiento de verdad totalmente ecológico, tanto desde el punto de vista de la fabricación, como de la aplicación como de la usabilidad.

¿Cómo actúa? Es un tratamiento que penetra dentro del poro de la madera, en vez de quedarse en la superficie como los barnices. Sella la madera desde dentro, dejando el poro abierto pero añade una protección hidrófuga y contra las manchas.

Es antiestático y antirresbaladizo. Acabado satinado sedoso.

Gracias al mantenimiento con aceite-cera nuestro suelo adquiere una enorme durabilidad en el tiempo y buena presencia y no necesita ser acuchillado, al contrario que los suelos barnizados que a la larga su deterioro solo se puede subsanar con un acuchillado total.

ACABADO AL JABÓN
El acabado al jabón es un tratamiento tradicional escandinavo que evita la formación natural de pátina y proporciona un tono natural a la madera.

Crea una película protectora a la cual contribuirán el posterior mantenimiento y limpieza del suelo. Cada vez que se limpie el suelo con jabón para suelos de madera se renovará ésta película, de modo que el suelo estará cuidado en todo momento.

Es un tratamiento a poro abierto que respeta la transpirabilidad de la madera. Además, es ecológico, no tóxico en la fabricación, ni para la aplicación.

Los suelos de madera tienen que limpiarse de un modo uniforme para mantener la película protectora. En general habrá que limpiar el suelo una vez por semana en la cocina y en los espacios más transitados, y aproximadamente cada dos semanas en el resto.

BARNIZ AL AGUA
Un tratamiento con barniz sella completamente el suelo, creando una superficie que no requiere cuidados, sólo aspiradora o mopa y una limpieza con agua y jabón neutro cuando se ensucia.

Ofrece una capa resistente, dura y de buena calidad y puede tener un acabado brillante, satinado o mate.

El tacto, presencia y olor son los de un acabado plástico.

Las marcas de presión, rayas y hundimientos no desaparecen con una limpieza. Si se raya el suelo o se desgasta el barniz por el paso y la frotación, se mete suciedad en la madera y para arreglarlo hay que acuchillar de nuevo toda la superficie.

Un barnizado incorrecto puede dañar el suelo. Tenga en cuenta que el barniz en base agua puede provocar que los tablones se peguen entre ellos, lo cual impide su movimiento natural y, por tanto los daña.

Pasos a seguir para encerar los suelos de madera.

La cera se comercializa en dos presentaciones: líquida y en spray. En ambos casos, el efecto es el mismo. Se diferencian en su forma de aplicación.

La superficie debe limpiarse a fondo antes de proceder al encerado. Con un trapo de lana de acero ultrafina, aplica desengrasante sobre todo el suelo. Es importante que el acero sea fino para evitar posibles rayaduras.

No importa el tipo de cera que utilicemos, así sea líquida o en rociador. Sí debes tener en cuenta que la cera líquida ha diluirse antes de su uso. El spray se aplica sobre un paño seco con el que luego frotaremos la madera; es ideal para zonas de difícil acceso. El líquido, en cambio, se vierte sobre el suelo y se distribuye con una fregona; es ideal para un encerado más veloz.

Ten cuidado con la cantidad de cera que aplicas en cada sector del suelo. La cera puede oscurecer zonas localizadas de la madera.