Las piscinas son una opción para disfrutar en verano e incluso en invierno (sobre todo las interiores) pero a la hora de elegirlas, además de tener en cuenta materiales, diseño, tamaño y presupuesto, tenemos que definir el tipo de revestimiento para piscinas que deseamos. Aunque no siempre es necesario cubrirlas, si es una buena opción (y se aconseja) para tener una piscina perfecta. A la hora de elegir deberás tener en cuenta el tipo de piscina y el presupuesto que posees.

revestimiento para piscinas

RayoTech System

Revestimiento para piscinas

Marzo, 2020

Lo hemos comentado en otros artículos, tu piscina es uno de esos espacios de la casa que muchas veces descuidamos hasta el punto del olvido, luego, los rigores del tiempo pasan factura y aparecen grietas y fugas de agua. Además, las paredes de la piscina son el sustrato ideal para el crecimiento de bacterias y hongos. Es momento de hacer una reforma, de mejorar tu instalación.

Actualmente la oferta ha aumentado, nos podemos encontrar con múltiples alternativas. Hoy en día existen revestimientos continuos tales como el microcemento, revestimientos perennes tropicales de hormigón pulido y pulido antideslizante. Al igual que los cerámicos la gama de colores es enorme, aunque el que más se utiliza es el blanco.

Aquí encontrarás algunas de las más importantes.

Revestimiento gresite.

Este revestimiento de paredes es muy usados para las piscinas, se trata de baldosas de pequeño tamaño de gres que se adquieren en planchas conocidas como teselas. Esta especie de azulejos forman mosaicos que permiten una gran variedad en la decoración y una gran cantidad de colores.

Lo más importante es elegir el gresite es que no sea poroso y que sea antideslizante. También se deberá elegir un tipo de material que pueda soportar el desgaste y el rayado.

Tarima de madera.

Es una muy buena opción para piscinas con fondo móvil, puedes elegir entre tarima natural o sintética, más recomendables esta última.

Ventajas: la tarima tiene una instalación más rápida y tiene varias opciones de diseño y colores.
Desventajas: más caro, requiere mantenimiento.

revestimiento para piscinas
revestimiento para piscinas
revestimiento para piscinas
revestimiento para piscinas

Revestimiento lámina armada.

Es un material fabricado en PVC, en concreto lleva dos capas y entremedias una malla de poliester que refuerza el PVC; sirve para “forrar” el vaso de la piscina.
Perfecta estanqueidad, independientemente de los asentamientos que sufra la piscina (movimientos de tierra) o de si hay grietas en el hormigón o gresite. se puede soldar in situ, al soldarse sobre la propia piscina, el revestimiento queda adaptado perfectamente a la forma de cualquier piscina. El PVC no se adhiere a la superficie de la piscina pegándolo con ningún tipo de cola, sino que va termosoldado capa a capa.
Puede instalarse sobre cualquier soporte estable: hormigón, acero, madera, ladrillo, etc..

Acero inoxidable.

Este novedoso material para piscinas es elástico y flexible, podrás un toque sofisticado al exterior de tu casa. A partir de 2,20 m de profundidad la propia estructura son los paneles de acero.

Ventajas: El acero inoxidable no es un material poroso y las piezas van soldadas, por lo tanto disminuye el riesgo de fisuras. Al no tener juntas las temidas bacterias no encontrarán hueco.
Desventajas: Es económico a largo plazo porque su vida útil es muy larga pero necesita una gran inversión inicial.

Arena.

Realmente se trata de una combinación de arena de diversos tipos y diferentes tipos de resinas, dependiendo del fabricante o instalador, que trata de imitar el aspecto de una playa, tanto a nivel visual como al tacto. Dependiendo del grosor de la arena utilizada, la superficie resultará más o menos rugosa, más o menos suave.

Piscinas de poliéster.

Las piscinas de poliéster o de fibra son una alternativa muy económica para tener nuestra piscina enterrada, ya que permite su instalación sobre el terreno sin tener que hacer un vaso de hormigón ni usar placas de acero.

No se necesita nada de esto porque la composición de la piscina de poliéster es totalmente rígida, y hace que no precise de una estructura a los lados para resistir el peso del agua o del suelo que lo soporta.

Dentro de estos destacados sistemas de revestimiento para piscinas, posiblemente en la actualidad, los más demandados sean el gresite o lámina armada, aunque poco a poco va resultando más habitual el uso de diferentes revestimientos continuos o la arena.